Cosas que aprendes mientras viajas

Viajar cambia vidas y nos enseña acerca de nosotros mismos y del mundo en que vivimos. Nos volvemos poéticos y sentimentales mientras aprendemos sobre presupuestos, organizamos y empacamos. Es una de las maneras más emocionantes y divertidas de convertirse en una mejor persona, y tenemos varias razones para demostrarlo.

Decidir como un jefe

En casa, usted sabe dónde comprar y qué ordenar de su pizzería favorita. Cuando viaja, básicamente no sabe nada y habrá una gran cantidad de decisiones que tomar, desde la comida hasta el alojamiento y los horarios de los autobuses. Puede que sea un poco intimidante al principio, pero decidir con confianza será más fácil, y poder confiar en sus decisiones es un sentimiento increíble y una habilidad valiosa.

Convertirse en un experto en presupuestos

Cuando viaje, deberá asegurarse de que su dinero dure semanas o incluso meses. Sus prioridades cambiarán, desde compras espontáneas a compras meticulosamente planificadas. Al mismo tiempo, aprenderá cuándo ahorrar y cuándo gastar: ¿una semana de almuerzos de supermercado para ahorrar algo de dinero extra para ir a bucear? Sí por favor.

Estar relajado y ser flexible

Es bueno tener un plan, pero tenga en cuenta que puede cambiar en el camino: los autobuses y los trenes llegarán tarde y los días serán lluviosos. Todo esto está perfectamente bien, no te estreses con los itinerarios y horarios. Viajar no se trata de verificar países y vistas de una lista, se trata de tener buenas historias que contar.

Charlar con otras personas

Una de las mejores maneras de aprender es tener que usar un idioma extranjero para obtener comida, ir a lugares y buscar alojamiento, y no solo para obtener una buena calificación. No siempre se cuenta con la ventaja de haber asistido a clase cuando eras niño en una academia como kidsandus. Viajar le ayudará a hacer nuevos amigos, explorar una cultura diferente y disfrutar de su viaje al máximo. Entonces, no importa a donde vayas, siempre aprende unas pocas palabras: los locales conocen los mejores restaurantes, bares y accesos directos, después de todo.

Agradecer

Estarás en una posición invaluable para experimentar las cosas nuevamente por primera vez, algo que se hace más difícil cuanto más envejeces. Estar en un nuevo entorno te permite apreciar las pequeñas cosas que hacen que la vida sea tan emocionante y los recuerdos tan inolvidables: Viajar te recuerda que debes caminar por la vida no solo con los ojos y oídos abiertos sino, sobre todo, con una mente abierta.

Lo material no importa

Cuando viajas por el mundo, pronto te darás cuenta de lo poco que realmente necesitas para ser feliz, y no solo porque arrastrar maletas es un dolor en la espalda. Viajar es una excelente manera de despejar tu vida, tanto mental como físicamente. Afortunadamente, los recuerdos no ocupan mucho espacio en tu mochila, y definitivamente aprenderás a empacar como un jefe.

Cómo irse para llegar

Muchas preguntas importantes de la vida han sido respondidas mientras viajaba. Es difícil precisar qué hace que explorar el mundo sea ideal para reunir ideas y poner las cosas en perspectiva: tal vez sea el clima diferente, la falta de lluvias o la hermosa puesta de sol que acabas de ver. Agregue el hecho de que tiene suficiente distancia física y mental entre usted y su vida cotidiana, y tendrá la receta perfecta para resolver todo tipo de problemas.