Viajar luego de superado el Covid-19

Ya ha transcurrido más del tiempo que pensábamos era necesario para superar el virus que un día de manera repentina comenzó a acosarnos sin previo aviso, dejamos de trabajar, de visitar tiendas como lo hacíamos con las de Rosa Tous al hacer turismo, pero también dejamos de hacer cosas tan elementales como ir al banco o al mercado. En tal sentido, nuestra vida ha de cambiar después de estar confinados en nuestras casas desde las que nos vimos en la obligación de anular o posponer las vacaciones y las escapadas en el mejor de los casos.

Estando seguros de que éste momento pasará, la nueva normalidad nos llevará a recuperar las ilusiones, aunque estamos conscientes de que nada volverá a ser como antes. Seguramente podremos viajar, aunque existen dudas de cómo lo haremos. Pero, estamos seguros de que se optará por evitar la proximidad y con viajes a través de carreteras en vehículo propio, evitando a toda costa el transporte colectivo y ello para continuar garantizando el distanciamiento social, huyendo del turismo en masa, y dejando a un lado los grandes periplos para otros tiempos que vendrán.

El turismo que se impone: sostenibilidad, turismo activo y ecoturismo

Uno de los tipos de turismo que tomará gran notoriedad será el rural debido a la proximidad y facilidad de acceso que tales destinos poseen y a los que puede llegarse en coche propio. En este aspecto, la oferta de alojamiento que se presenta a lo largo y ancho de la geografía española es bastante amplia, lo que permitirá optar en medio de una gran diversidad.

La sostenibilidad, el turismo activo y el ecoturismo son tres de los conceptos que se verán realmente en alza de acuerdo a diversos portales que durante los últimos días han manifestado haber experimentado un incremento de reservas para los próximos meses de verano. En el caso de los españoles, estos no tienen que esperar a que finalice el desconfinamiento si desean darse una escapada, debido a que ya se ha implementado la primera de sus fases en la que se autoriza la apertura de los establecimientos turísticos. Mientras que en este periodo la movilidad se ve reducida al ámbito provincial, y una vez superada la tercera fase, los viajeros tendrán la posibilidad de desplazarse de forma libre por todo el país.

Intercambio de casas y alquiler vacacional

Otras de las apuestas se encuentra en el turismo colaborativo. Este se trata del alquiler vacacional y el intercambio de casas que son dos modelos que han han venido experimentado un importante crecimiento durante los últimos años, por lo que se perfilan como dos alternativas bastante viables dentro del futuro inmediato, donde además de los aspectos sanitarios, el presupuesto contará como lo más fundamental. Otra opción puede ser el house-sitting o cuidado de casas, lo que supone un alojamiento gratuito a cambio de responsabilizarse por una vivienda mientras dure la ausencia de su propietario.

Viajes en autocaravana

Esta es quizás una de las maneras más seguras de viajar tras el confinamiento, es decir, viajar con la casa a cuestas. Y es que el caravaning nos ofrece gran autonomía y libertad para movilizarnos, tanto por las rutas, como en los horarios, pero por encima de todo, nos garantiza condiciones de seguridad e higiene ante un virus que son superiores a los de otras opciones, haciendo previsible que se incremente el uso de tales vehículos.